Alebrijes en Cuadratines

Propósito de año nuevo: terminar con órganos autónomos

Adrián Chavarría Espinosa

Propósito de año nuevo: terminar con órganos autónomos

Gobierno

Enero 11, 2021 12:04 hrs.
Gobierno Nacional › México Ciudad de México
Adrián Chavarría Espinosa › Informativo Nacional

2,510 vistas


Chavarría Espinosa
ache57@yahoo.com.mx
Bajo el ya muy sobado argumento de la austeridad republicana y el ahorro de recursos, el presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en desaparecer o controlar a órganos autónomos y en esta ocasión sus blancos son el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).
Para alcanzar su propósito anunció que enviará las correspondientes iniciativas presidenciales a fin de reformar la Constitución General de la República, para que las funciones desarrolladas por esos institutos sean desempeñadas por las secretarías de la Función Pública (SFP) y de Comunicaciones y Transportes (SCT), con lo cual, argumenta, se alcanzaría un ahorro de 20 mil millones de pesos.
El presidente aseguró que ninguno de los trabajadores de base se quedaría sin empleo, mientras que aquellos servidores considerados de confianza que tienen un buen desempeño, podrán seguir laborando sin problemas.
A fin de presentar las iniciativas el 15 de febrero, desde esta semana López Obrador se reunirá con su gabinete a fin de que cada dependencia presente su propuesta y, de paso, a fin de mantener la política de austeridad y tener recursos para combatir la pandemia de covid-19, se revisara el gasto en el gobierno federal para analizar más recortes al presupuesto.
Como un paréntesis en este tema, también insistirá con otra reforma para que ningún funcionario de ningún Poder tenga un salario mayor que el del presidente y reprochó al Poder Judicial federal que eso suceda ’temporalmente’ con funcionarios de varios organismos autónomos e, incluso, con ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Pero de nuevo en el tema de la presunta desaparición del Inai y del IFT, por supuesto que de inmediato surgieron voces para rechazar que esos organismos pasen a formar parte del gobierno federal, no solo de actuales y pasados integrantes de esos organismos, también de representantes de partidos de oposición.
Entre quienes expresaron su inconformidad fueron María Marván y Jacqueline Peschard, excomisionadas presidentas del antiguo Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), y del IFAI, así como directivos de diversos organismos sociales
Por ejemplo Mauricio Merino, coordinador general de la organización civil Nosotrxs, calificó la intención del Mandatario federal como pura demagogia, pues intenta eliminar a los organismos autónomos como el Inai, cuando podría echar mano de otras estrategias.
Asimismo Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, señaló que en democracia, la austeridad es necesaria, pero la concentración de poder no, por lo cual se debe revisar con cuidado qué tanto de austeridad y eficiencia hay en esa propuesta, y qué tanto de concentración de poder en la Presidencia de la República.
Lourdes Morales Canales, directora de la Red por la Rendición de Cuentas (RRC), subrayó que el Inai es un organismo políticamente incómodo para los poderes, ya que los órganos autónomos son mecanismos de control y añadió que hace 30 años inició la pugna por defender el derecho de acceso a la información y la desaparición de ese órgano garante significa un retroceso democrático ganado a lo largo de décadas.
Fernanda Ballesteros, coordinadora del Área de Regulación y Competencia Económica de México Evalúa, consideró que es una ’muy mala idea’ que el Presidente anexe el IFT a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), ya que esto contraviene con acuerdos internacionales y se beneficiará a grandes empresarios.
Issa Luna, académica de la UNAM e integrante del Grupo Oaxaca, pionero en la lucha por la aprobación de la primera ley de transparencia, subrayó que el Presidente desconoce la función del Inai y es un error de su parte, además olvida que el derecho a saber es una garantía.
En fin, son voces de organismos críticos surgidos de la sociedad que han expresado su inconformidad por estas propuestas presidenciales, que persiguen terminar con los órganos autónomos que incomodan al gobierno federal y, de paso, concentrar más fuerza en el Poder Ejecutivo pero no para beneficiar a la sociedad en general, sino para reforzar sus programas y sus proyectos de infraestructura.
López Obrador ha calificado al INAI de ser ’tapaderas, alcahuetes, cortinas de humo y simuladores neoliberales’, por haber clasificado información de las anteriores administraciones federales, pero en sus dos años gobierno se han efectuado más de 400 reservas, sin omitir que han crecido las demandas de conocer información oficial.
Además debe verificarse si es que desaparecer estos órganos autónomos es contrario a los acuerdos establecidos en el nuevo tratado comercial trinacional. Pero, sin duda, resulta ser una nueva ocurrencia que viene a levantar la enésima polémica en el panorama nacional.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor