Poderes supra nacionales


El abogado que ha llamado piojosos a sus ’defendidos’ insiste en que los ’pulcros’ son los de las instancias internacionales

| Lilia Cisneros Luján | Desde diarioalmomento.com
Poderes supra nacionales

Periodismo

Abril 19, 2016 09:44 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Lilia Cisneros Luján › diarioalmomento.com

7,486 vistas

Una colorada (vale más que cien descoloridas) La realidad de poderes por encima de los que rigen internamente a las naciones que supuestamente están en la plenitud de su democracia es la serie de eventos en América Latina, que tienen como objeto fundamental no dejar huella alguna de sistemas político-económicos que puedan, cuando menos, cuestionar y cuando más operar sistemas distintos a los emanados del consenso de Washington y los diversos tratados de libre comercio.
En México por ejemplo en la burda profundización de la etapa de descalificación[1] y sin importar las emociones de padres que han perdido a sus hijos, llegaron una serie de ’expertos internacionales independientes’ recomendados por La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que alentaron la fantasía de encontrar a los estudiantes vivos y generalizaron la percepción de que los mexicanos somos incapaces de lavar nuestra ropa sucia en casa.
Dentro de sus indagatorias ¿hay algo vinculado con las acciones del crimen organizado que recluta ’a las buenas o las malas’ a jóvenes depauperados? ¿Cómo se integra la ética de ’expertos’ que cobran al erario de una nación millones de dólares al tiempo que descalifican a los integrantes de un poder electo democráticamente? ¿De verdad nuestros profesionales de diversas ramas del peritaje no están a la altura de otros extranjeros? ¿Cuántos de ellos se han preparado justo en universidades internacionales?
Luego de un año de intentos de desestabilización -como para pasar a la etapa de enfrentamiento- se les avisa a estos ’expertos’ que el día del niño expira su mandato -se les acabó el veinte diría el vulgo- y deben entregar conclusiones; qué les duele más ¿el cierre de sus ingresos multimillonarios, la exhibición de su juego no muy limpio o el destino de los 43 estudiantes? ¿Quién subsidia el trabajo de OSC que enuncian la defensa de los derechos humanos, al tiempo que descalifican sin proponer más alternativas que seguir gastando en su infraestructura y sus expertos?
Siendo innegable una realidad de corrupción e impunidad –que por cierto no es monopolio de México- las propuestas a bote pronto no necesariamente son eficaces. Recuerdo hace años, varios grupos de comunicadores que al grito de ’ni uno más’, nos manifestamos en el monumento a la revolución exigiendo seguridad para los profesionales de ’la tecla’ como se decía en el pasado. Algunos de los dirigentes, sugirieron que las desapariciones y homicidios de periodistas, dejaran de ser delitos del ámbito local y se concentraran en la PGR. A quienes todavía fuimos educados en conocimiento de la autonomía de los estados, el pacto federal y otras cosas que parecen haber muerto, no solo nos miraron como viejos dignos de un espacio de antigüedades sino nos aislaron y a más de dos sexenios de distancia pregunto: ¿han disminuido estos lamentables hechos, por haber una sección especial en la CNDH o por haberle cargado más chamba a la PGR y saturar la burocracia de los juzgados? ¿Qué sigue? ¿Deberán ser las instancias internacionales las que se hagan cargo de nuestros procesos de justicia? ¿De verdad el grado de inmadurez de la sociedad mexicana da para que nos traten como imberbes e incapaces? El intento de amarre de navajas en contra del PGR y la CNDH[2], ¿son parte de un resentimiento personal, tienen sustento de investigación o son refritos de opiniones no calificadas? El abogado que ha llamado piojosos a sus ’defendidos’ insiste en que los ’pulcros’ son los de las instancias internacionales ¿se les llamará a estos padres y ’dirigentes’ malinchistas? ¿No han valorado estos greengófilos la gran aportación cultural de una joven adolescente de apenas 13 años –Malitzin- que supo hacer de su tragedia una oportunidad para sus pueblos colonizados?
Pero esta tragedia de entreguismo –hoy los bancos, las empresas, las playas, las fronteras etc. son ya de extranjeros- no es privativa de México. Lo que vemos en Brasil y Argentina nos enseña, que cuando el gobernante no se ciñe a los intereses de los poderes supra nacionales, estos pueden patrocinar toda suerte de movimientos –aunque no sean de primaveras árabes- que les permitan cambiar de dirigentes a los cuales ellos miran como gerentes de sus empresas neoliberales. Ante la imposibilidad de demostrar actos de corrupción en contra sseff o Cristina Fernández, el aparato supra nacional, las aísla no difunde sus posturas, esconde la realidad de un golpe de estado[3] en contra de la primera y de simple y puro desprestigio contra las actuaciones de la segunda. ¿Así es como cumplen los enunciados internacionales de protección de derechos de las féminas? ¿Quién es peor, el delincuente de toda clase de ilícitos –personas, drogas, armas, lavado etc.- que le enriquece o los empresarios dispuestos a sobre facturar, corromper a parlamentarios y autoridades medianas y cobardes que sacan la castaña con la mano del gato? ¿Cuándo aprendieron estos traidores a la humanidad a hacer uso de las tácticas populares para sacrificar a sus ’enemigos’? ¿Qué se requiere para que las masas comprendan la hipocresía de los acusadores de Dilma, de Cristina, Evo, y todos los mexicanos que en esencia tiene como mayor delito el no haber cumplido los caprichos y demandas de los hombres más ricos del mundo?


________________________________________
[1] Desde hace décadas he sostenido que la estrategia favorita de los poderes imperialistas, más que la invasión o la guerra se constriñe a: descalificar, enfrentar y finalmente sustituir.
[2] La diputada Araceli Damián (Morena), integrante de la comisión especial, expuso que las policías de Iguala y de Cocula no actuaron motu propio, y la CNDH demostró que la PGR no ha implementado una investigación profunda.
[3]Desde 2011, Dilma empezó acciones de "limpieza" en los organismos públicos. Quienes hoy le hacen la guerra desde el parlamento tenían tratos criminales con FUMAS y algo similar ocurrió con le ministerio del Transporte y su cómplices en el Senado.


Ver nota completa...