Postigo

Los gobernadores

José García Sánchez

Los gobernadores

Política

Marzo 30, 2020 09:05 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
José García Sánchez › diarioalmomento.com

2,320 vistas

No hay momento para que la oposición muestre que está en contra de toda disposición del gobierno, lo cual no es el único requisito que puede tener la oposición política como tal. Sin embargo, para ellos no hay momentos de unidad y la solidaridad es solamente una palabra que quieren colocar en el pasado.


Para ellos cualquier momento es bueno para sacar la cabeza del hoyo de la mediocridad y decirle a la agente que siguen ahí. La primera embestida fue de tres de los gobernadores que han mostrado en su momento balcanizar el país, es decir, —lo que quieren es dividir la zona norte de México y crear su propio país o bien anexarse a Estados Unidos—ya sea por el problema de los impuestos o por la falta de productividad, ellos consideran que viven los estados de mayor impulso económico, se trata nada menos que de Miguel Ángel Riquelme Solís, del PRI; su vecino, Jaime Rodríguez Calderón, ’independiente’, y el otro, Francisco García Cabeza de Vaca, del PAN.


Realizaron una rueda de prensa conjunta para demostrar unidad no ante el Coronavirus sino ante el Presidente de la República, en un mensaje que trató de delimitar medidas y sugerir posturas ajenas a las que el gobierno federal dicta.


Después siguen otros de partidos diferentes a Morena, el que surgió de un silencio prolongado, de no buena fama, y perteneciente a un partido del cual sólo quedan sus siglas, el PRD. Ese gobernador que junto con los tres anteriores tienen en su territorio un verdadero caos por la violencia permitida se llama Silvano Aureoles Conejo quien solicita una serie medidas económicas sólo para su entidad, las cuales repercutirán en el presupuesto federal, que cada día está más vulnerable. Pide lo que siempre ha podido manejar, el dinero, antes lo hizo con el pretexto de la inseguridad y ahora el Coronavirus le cae como anillo al dedo.


Después llega a escena otro gobernador, esta vez del PAN, Mauricio Vila Dosal, quien también pide dinero en especial para su estado más para desestabiliza que por la preocupación de los estados financieros de sus empresarios.


Es decir, para la derecha, los tiempos de solidaridad y de emergencias son los más propicios para echar a andar su maquinaria ideológica y desgastante con el pretexto de la solidaridad y la unidad, precisamente. Estos lobos con piel de cordero llegan todavía a engañar a algunos a pesar de que la defensa de sus similares es evidente y que su frente común contra el gobierno federal apenas comienza a conformarse, pero que mejor claro de cultivo para lograrlo que el Coronavirus, porque en su peligro caben todas sus estrategias, como el miedo , la desconfianza en las autoridades, la carestía, el acaparamiento, los saqueos, la desaparición de artículos de primera necesidad, todo esto en manos de una derecha que pareciera que el peor enemigo es la población, pero que a ellos no les interesa apostarle a la muerte de la población con tal de ganar la batalla y responsabilizar de cualquier error al gobierno federal.


Así, los gobernadores de la oposición se convierten en punta de lanza para crear el tan añorado contrapeso político que ahora con mentiras quieren alcanzar porque simplemente no pudieron hacerlo en las urnas.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor