La desastrosa historia presidencial

Perfil de México

La desastrosa historia presidencial

Armando Ríos Ruiz

La desastrosa historia presidencial

Política

Octubre 12, 2022 00:09 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Armando Ríos Ruiz › tabloiderevista.com

1,499 vistas

Quién en sus cabales, en plenitud de conciencia podría confiar a estas alturas en la cordura del Presidente, que continúa, primero inalterable y luego en defensa total, absoluta y definitiva de su estrategia de abrazos a la delincuencia, cuando el país tiene brotes de incendios por todos lados y las hordas del narcotráfico cabalgan en todos los rincones del país, con las armas en la mano, a plena luz del día y en acecho mortal de todo cuanto se mueve?

¿Quién podría confiar en sus colaboradores cercanos que vitorean, ensalzan y defienden las acciones presidenciales como si deberás se tratara de un dios que no se equivoca ni cuando habla de un México que ya existía hace 10 mil años; que ya tenía imprenta y universidades?

¿O cuando repiten las pifias del jefe para avalar sus mentiras, como el que corre a defender lo absurdo para intentar convencer a los críticos, al tiempo que ganar el aprecio de su defendido?

Hace unos días correspondió a un poblado de la región de Tierra Caliente de Guerrero, San Miguel Totolapan, convertirse en escenario de una balacera en la que fueron asesinados el alcalde, Conrado Mendoza Almeda, su padre, Juan Mendoza Acosta y 18 personas más, por una disputa entre las bandas conocidas como Los Tequileros y La Familia Michoacana, de acuerdo con el dicho del subsecretario de Seguridad Pública federal, Ricardo Mejía Berdeja.

¿Qué dijeron las autoridades locales? Es para ofenderse: La gobernadora Evelyn Salgado ’lamentó y condenó el homicidio’ del munícipe y aseveró en redes sociales que no habrá impunidad ante la artera agresión.

¿Qué dijo el Presidente López? Exactamente lo mismo. Que no habrá impunidad. ¿Qué esperan los mexicanos, si cada vez que ocurre algo parecido, las palabras de las máximas autoridades a quienes corresponde resolver el asunto son idénticas, corresponden a un machote y luego todo queda igual?

Pero eso no es todo. Pese a las evidencias. Pese al notorio avance de la delincuencia en la consecución de poder y de cargos importantes dentro de gobiernos locales, como el caso expuesto por el periodista Héctor de Mauleón, en referencia al gobierno que encabezaba Adán Augusto López, hoy secretario de Gobernación, en donde otorgó puestos importantes a gente inmersa en actividades delictivas, la táctica de abrazos ¡va porque va!

¿Cómo no va a arder el país? ¿Será cierto lo que otros dicen, respecto a que tanto ha concedido el mandatario, que hoy ya no le resulta fácil contener ese avance? ¿Que en 2024 dejará un país en ruinas y a merced del crimen organizado, pero en manos de políticos serviles que no podrán, como él, hablar de los que gobernaron, porque tendrían necesariamente que decir su nombre?

Los abrazos que defiende por sobre todas las cosas, dan resultados, dice con palabras que suenan a burla para todos. Y de hecho son eso, aunque sus enamorados ni siquiera lo sepan por carecer de capacidad para darse cuenta. Su escasa razón apenas les permite adorar a su mesías. No hago más que coincidir con muchos politólogos y analistas.

También hay especialistas que dicen que ha hecho de las fuerzas armadas su fortaleza, con refuerzos de personas y de dinero. No obstante, en cualquier momento podrán rebelarse y encaramarse al poder tentador que durante prácticamente toda su historia ha jurado defender y en los hechos ha resultado cierto. Pero la tentación es capaz de vencer la voluntad más férrea.

Ha creado pues, dos colosos que deben trabajar para el mismo fin o para la misma persona. Igualmente, armados con tecnología avanzada. Con formas de pensar diferentes que unifica el trabajo para el cual han sido seleccionados. Uno sin ideales y otro que podría erigirlos, cuando suene la campana para hacerse de todo el poder, cuyo camino ya le fue abierto. ¿Cómo detenerlo una vez que inicie la persecución de ese propósito?

Esto es parte de la historia que apenas comenzó a escribirse. De la que el Ejecutivo quiere formar parte a la manera de otros próceres, como Benito Juárez, quien jamás dio muestras de pretender figurar en esas páginas, sino que el momento que le tocó vivir se prestó por defender su causa a favor de México frente al imperio de Napoleón III. El actual mandatario hace lo indecible para inventarse una historia, pero le está resultando desastrosa.
ariosruiz@gmail.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.