Postigo

El mundo de Eruviel

José García Sánchez

El mundo de Eruviel

Política

Octubre 24, 2016 18:41 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
José García Sánchez › diarioalmomento.com

5,142 vistas

Resulta por demás sintomático que el gobernador del Estado de México exija reflectores para una serie de actos que no representan las verdaderas prioridades de los mexiquenses.
Sobre todo cuando la inseguridad coloca a la entidad como la más vulnerable del país y unos de sus municipios, Ecatepec, como el más peligroso.
El Estado de México tiene el primer lugar en secuestros. Su transporte público es el más peligroso del continente. Pero para esta realidad no hay actos de relevancia ni medios ni reflectores.
Pareciera que Eruviel tiene su propio estado, las necesidades de protagonismos y de medios sólo le benefician a él; a nadie más. Esta vez se sacó de la manga algo innecesario totalmente: el incremento en el número de becas para jóvenes mexiquenses que estudian en Estados Unidos.
Pero Eruviel no tiene voz ni palabras más que para hablar de él: ’Yo creo en la educación, yo soy producto de la educación, estudié mi maestría y mi doctorado en la UNAM, con mención honorífica’.
De alguna manera tenía que justificar un acto de campaña a donde se han ido millones de mexiquenses a vivir, trabajar y estudiar por la falta de oportunidades, pero sobre todo por la inseguridad que existe en esa entidad.
Eruviel quiere ser Presidente de la República y como en el mundo de Eruviel todo es posible, considera que tiene esa probabilidad, primero debe luchar por una candidatura a ese puesto, dentro de su partido, que hoy por hoy no las tiene todas consigo. Más bien se antoja como para un cuarto lugar en las elecciones del próximo año para renovar gobernador.
Pero si considera que por el simple hecho de ser candidato del PRI a la presidencia de la República ya llegó a ese puesto, está muy equivocado. El PRI puede irse al tercer lugar en las elecciones de 2018, y eso si no hay más descalabros.
Es por ello que el PRI está tomando los medios como plataforma de despegue para un nuevo ciclo, donde castiga a sus correligionarios y dice que los persigue pero en realidad los deja huir, a pesar de los grandes y graves delitos cometidos contra los propios mexicanos, como es el caso de los veracruzanos con Javier Duarte.
Ante todo en el ánimo de Eruvil priva la demagogia a pesar de su maestría y doctorado: ’Podemos estar lejos, a miles de kilómetros, pero quiero que sepan que están muy cerca de nuestros corazones; los tenemos muy cerca de nuestro ánimo y de nuestra política de servicio, venimos a expresarles nuestra solidaridad, nuestro cariño y no sólo a dar un discurso, traemos soluciones, alternativas para que puedan escribir sus propia historia de éxito’, dijo.
Pero si no tiene presentes ni a los mexiquenses que viven en su entidad, ni les hace caso.
La proximidad de los problemas de inseguridad en el estado de México no sólo no le importa sino que los ignora. Cómo tener presentes a quienes han huido del desempleo y la inseguridad y desdeñar las exigencias de quienes viven en los alrededores de su casa. Resulta bastante patológico este tipo de miopías que sólo demuestran que Eruviel está en campaña.
En este momento los posibles candidatos del PRI saldrán a Estados Unidos, a ningún otro país del mundo, sólo a Estados Unidos. Ahí, en territorio del vecino país del norte radica el mayor número de votantes en el extranjero, tantos que pueden revertir los resultados que reflejen la voluntad de los mexicanos que viven en su territorio.
El INE sabe que es más fácil manipular y hacer trucos con los votos de los mexicanos en el extranjero, en Estados Unidos principalmente, de ahí que el instituto encargado de coordinar las elecciones vuelva a hacerle el favor al PRI. No será la primera vez.
En tiempo de la desvergüenza de los priístas los despistados son reyes. Y esa parece ser la conducta de un funcionario público que pierde la proporción del espacio y las distancias simplemente son referentes de votos y no de soluciones sociales.
La inseguridad en el Estado de México crece a pesar de la presencia de la Policía federal, ante esta situación no hay otra alternativa que pensar que son los propios uniformados de la entidad quienes protegen y muchas veces protagonizan los hechos delictivos, como se ha mostrado cuando remotamente son detenidos.
La inseguridad es un problema grave en el Estado de México, pero Eruviel todavía no lo sabe.


Ver nota completa...